Scroll Top

Kaspersky presenta los 6 pilares de ciberseguridad para PyMEs

asesores en tecnología

Las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) Representan más del 90% de los negocios del mundo, enfrentando un panorama de ciberseguridad cada vez más desafiante. Tan sólo en 2023, Kaspersky, empresa líder mundial en ciberseguridad, bloqueó cerca de 300 millones de intentos de ataques contra pequeñas y medianas empresas en América Latina, y de ellos, más de 91 millones fueron intentos de phishing.

Las cifras alarmantes sobre los ciberataques a esta industria ponen de manifiesto su vulnerabilidad ante las ciberamenazas, que van desde la violación de datos hasta los ataques de ransomware. Las consecuencias de sucumbir a estos pueden ser devastadoras para las PyMEs, incluyendo pérdidas financieras considerables, interrupciones en las operaciones y un daño irreparable a su reputación.

La falta de medidas de ciberseguridad adecuadas por parte de estas empresas las convierte en objetivos fáciles y muy atractivos para los ciberdelincuentes, quienes aprovechan este descuido para obtener información confidencial, extorsionar y sembrar el caos.

Manapro como asesor tecnológico con 50 años de trayectoria, recomienda que las PyMEs tomen medidas inmediatas para fortalecer su ciberseguridad y así garantizar la continuidad operativa del negocio, salvaguardar la información confidencial y mantener la confianza de clientes y socios comerciales.

Los 6 pilares de ciberseguridad para PyMEs

Ante este escenario, Kaspersky presenta los seis pilares de ciberseguridad que las PyMES deben considerar para resguardar su negocio:

Asegurar la protección de datos sensibles que deben blindarse, asegurando que solo personas autorizadas tengan acceso a ellos, reduciendo así el riesgo que los usen indebidamente. Es fundamental realizar copias de seguridad periódicas, controlar y verificar los accesos a dicha información y cumplir con la regulación en materia de Protección de Datos Personales de cada país.

Evitar la interrupción del negocio: el ransomware es un tipo de malware que bloquea los archivos de un dispositivo, exigiendo a las empresas un pago para recuperarlos. En promedio, las PyMEs pagan $ 6,500 dólares por recuperar su información, pero el daño no termina ahí. Este tipo de ataques causan inactividad operativa, pérdidas financieras y daños a su reputación. Es esencial capacitar a los empleados sobre esta amenaza, actualizar frecuentemente el software y hacer copias de seguridad eficaces para mitigarlos.

Garantizar la seguridad en la nube, lo que permite el acceso remoto y la reducción de costos para las pequeñas empresas, pero plantean retos de ciberseguridad. Dado que dos tercios de las organizaciones utilizan los servicios de la nube pública y la mitad de las violaciones se registran allí, es crucial proteger los datos, las aplicaciones y la infraestructura. Es importante tener visibilidad total de los datos, clasificar los activos de información, elegir proveedores confiables, implementar la autenticación y el cifrado, así como vigilar las amenazas.

Reducir las probabilidades de vulneración: Esto es vital para que las PyMEs refuercen su ciberseguridad al tiempo que minimizan los riesgos. Este proceso implica identificar y mitigar las vulnerabilidades mientras se mantiene la funcionalidad del sistema. Aunque el 40% de este tipo de organizaciones enfrenta problemas para financiar la ciberseguridad, pueden enfocarse en la protección de los sistemas y datos críticos, así como automatizar las tareas de seguridad para combatir estos retos y proteger su negocio.

Promover una adecuada higiene digital: Las malas prácticas de ciberseguridad, incluyendo el uso de contraseñas débiles y el descuido de las políticas de seguridad, causan 82% de las violaciones de datos. Es esencial capacitar a los empleados en materia de ciberseguridad y adaptar los programas de formación de acuerdo con sus necesidades y recursos específicos.

Contar con una solución de seguridad: Cuando una PyME enfrenta restricciones presupuestales, la gestión de TI suele verse afectada, lo que da lugar a vulnerabilidades. Para minimizar este impacto, las organizaciones deben contar con soluciones de ciberseguridad intuitivas, fáciles de usar y que garantizan protección sólida aun cuando se tiene un presupuesto limitado.

En Manapro, como asesores líderes en tecnología, comprendemos que la ciberseguridad no es un lujo, sino una necesidad imperiosa en la era digital. Proteger sus sistemas y datos es una inversión fundamental que permite a las PyMEs navegar por el mundo virtual con mayor seguridad, confianza y tranquilidad.

Dejar un comentario